Deja trabajar al Community Manager

Community Manager

Todos los que trabajamos en esta profesión nos encontramos una y mil veces con el mismo muro: no importa la estrategia que propongas, no importa que digas que es mejor publicar 10 veces al día que dos, si tu jefe dice que dos, es dos, y si quiere hacer las cosas al margen de la estrategia, se hace, y claro, no funciona… El argumento es simple: yo pago, yo mando, o bien, yo llevo muchos años con mi negocio y tengo más experiencia en negocio que tú…

Por más que uno quiera, no puede hacer entender a determinados jefes que no es así, que esto del Community Management, las Redes Sociales, no son su ámbito y que no se trata de vender y vender, que no se trata de hacer lo mismo que un comercial, que el valor está en lo que compartes y cómo lo haces, en las conversaciones, en las interacciones, en el contenido de valor… Y es que siguen empeñados en pensar que el centro de todo, es su negocio, su empresa, su producto y “yo, yo yo”.

Las Redes Sociales no van de “mí”, van de personas, lo humano es lo primordial, la conexión emocional con los usuarios es la piedra angular de toda estrategia especialmente para pymes, cuya gran ventaja frente a las grandes empresas es precisamente la posibilidad de dar ese trato exclusivo y humano de persona a persona a sus usuarios y clientes.

¿Cómo solventar la situación? Es más que una odisea… Pero lo que tenemos que tener muy claro, es que el problema viene de mucho antes de contratar los servicios de un Community Manager, viene del por qué se contrata: en realidad, la empresa, el jefe, no ha tomado la decisión de tener presencia en Medios y Redes Sociales por los motivos correctos, sino porque los demás negocios están, y hay que estar… Empezar así ya es un error.

La empresa antes de posicionarse online, debe tener claro que su organización misma, su negocio, ha de entender lo que supone el cambio y ser 2.0, debe existir una estrategia interna de adaptación al cambio que se fragua y cristaliza no sólo en redes sociales, sino en el corazón mismo de la empresa. Si no hacemos el cambio, si tenemos un Community Management solitario, totalmente ajeno al resto de la estrategia empresarial, aquello no va a ninguna parte.

Es fundamental crear Actitud 2.0 y “cultura empresarial 2.0″ antes de comenzar en medios y redes sociales. El proceso que termina con el Community interaccionando con los usuarios online empieza mucho antes con el apoyo, integración, colaboración y participación de la empresa y cada uno de sus miembros en una transformación profunda de las relaciones y metodologías internas.

Este cambio, lleva su tiempo, y posiblemente uno de los principales problemas para que se entienda, es que muchos siguen en sus áreas de “seguridad” y descreen del valor para sus negocios de los medios sociales, más allá de las estrategias del marketing. Pero no entender lo social es negar el éxito a un negocio hoy por hoy.

Es algo así como contratar a un contable, pero no creer que en realidad la contabilidad sirva para nada, y tratar de imponerle lo que tú crees que se debe hacer porque tú lo has hecho así cuando hacías la contabilidad en el cole… Los tiempos han cambiado, y la contabilidad de un negocio no es la de un sorteo de colegio… ¿Qué hacemos? Dejamos trabajar al contable, que para eso lo contratamos.

Sin embargo, el Community Manager no funciona igual, no lo dejamos actuar según su estrategia. Si no confiamos en él, ¿para qué le pagamos? Si no te fías de un profesional, no lo contrates, busca otro. El problema, es que en realidad, no confias en el servicio que te da, no crees que sirva, y entonces, ¿para qué lo contratas? “Porque hay que estar”… Y de ese diálogo de besugos no hay modo de salir más que con una lucha diaria por el “reconocimiento” y la “concienciación” de lo esencial de los medios sociales en todo negocio, no porque sí, sino porque los tiempos cambian y hoy por hoy, es donde debemos estar, es la actitud que debemos tener. Mañana cambiará, pero hoy es así.

Así que si contratas a un Community Manager, porque lo crees apto para tu negocio, déjalo trabajar, confía en él, como confías en otros profesionales que contratas, y si no hay resultados, tiempo tendrás de pedir responsabilidades y tomar decisiones, pero ¿cómo puedes pedir responsabilidad y resultados a una persona a la que impones cómo hacer las cosas? Si no funciona, ¿es culpa del Community? Si no lo dejas trabajar, lo que no ha funcionado, es tu estrategia, no la suya.

Fuente: http://www.socialmediacm.com/

Que piensas HAY QUE DEJARLO TRABAJAR O QUE? deja tu comentario!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s